Etiquetas

domingo, 9 de enero de 2011

Segunda extincion masiva

 Los expertos de la materia hablan de una extinción masiva que se supone pudo haber sucedido hace unos 65 millones de años, entre el límite del periodo cretácico y la era terciaria, provocado por un gran asteroide aproximadamente de entre unos 15 y 20 kilómetros de diámetro causando así la extinción de alrededor de un 50% de los seres vivientes que en ese momento estaba habitando la tierra ( casi la totalidad de los dinosaurios y muchas especies vegetales ). Esta causa no solo se debió al impacto directo de dicho asteroide, sino también a que éste produjo unos cambios climáticos muy bruscos, como pudieron ser; maremotos, terremotos y una capa de polvo que se levantó hasta la atmósfera y que oculto los rayos solares causando una pequeña era glacial, provocando así muertes masivas practicamente en un breve periodo de tiempo.

Hace 65 millones de años colisionó un asteroide de enormes dimensiones.

Los expertos apuntan que el asteroide causante de tal extinción pudo impactar en Chicxulub, península de Yucatán ( México ) y dejó un cráter superior a 180 kilómetros, encontrándose una gran cantidad de un material llamado Iridio, muy raro en la tierra, pero frecuente en los fragmentos extraterrestres de nuestro sistema solar, confirmando así que el cráter fue originado por el impacto de un asteroide.

Vista de un satélite del cráter en la península de Yucatán.
Esta devastación es fortuita porque de estas dimensiones en el espacio practiacmente no hay muchos con estas dimensiones y no presentan un peligro real para nuestro planeta, por tener una órbita muy alejada de la nuestra. Es sabido que en torno a nuestro sistema solar deambulan numerosos fragmentos o restos que quedaron tras la formación de nuestra estrella y respectivos planetas con sus satélites naturales y que, aparte de contener una valiosa información de nuestra creación geológica,  también son un potencial peligro para nuestro planeta La Tierra, y estos son los que no se han catalogado hasta ahora, ya que se desconoce su tamaño y órbita, siendo muy difícil detectarlos debido a su pequeño tamaño y poco reflejo de la luz solar.

Hay miles de asteroides catalogados.
Al menos 1.000 de los 7.000 asteroides que se encuentran más cerca de La Tierra son potencialmente peligrosos y si el planeta entrara en colisión con uno de esos cuerpos las consecuencias podrían ser devastadoras. Pero dentro de estos múltiples amenazadores asteroides, aproximadamente unos 150 superan el kilómetro de diámetro y aun así podrían , con ese tamaño, traer consecuencias muy negativas para la existencia de seres vivos, incluido el ser humano.
Aun hoy falta muchos asteroides por catalogar y es curioso porque la cifra no ha de ser de un meteoro de 15 o 20 kilómetros como el que colicionó en la Tierra hace 65 millones de años en la península de Yucatan, solo
bastaría uno que midiera 12 km para que la vida se extinga practicamente en todo el planeta.
La desgracia es que solo existen 3 centros que se dedican de forma importante y masiva a la detección de estos monstruos ( a parte de miles de aficionados cazando asteroides ), 2 en USA y uno en Italia, y aunque se dedican muchos millones de dolares ( este año pasado USA destino 60 millones de dólares y tiene previsto invertir unos 2.000 millones de dólares para un programa mas completo ) no es suficiente dinero ni recursos para una magnitud de la que hablamos...la continuidad de la vida en este único, nuestro planeta.
Esperemos que nunca suceda un impacto de estos calibres y la vida en nuestro hogar continue por mucho tiempo.

Una bella imagen de nuestra naturaleza.