Etiquetas

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Un pariente muy mono

 Es el animal más emblemático de los seres que pueblan la tierra, los encontramos sobre todo en las selvas lluviosas de África. Se puede considerar que es el pariente más cercano del ser humano, siendo el único animal ( exceptuandonos ) más inteligente del mundo, capaz de establecer una comunicación interactiva con nosotros. Es el chimpancé ( Pan troglodytes ).

Pan troglodytes, más conocido como chimpancé.



 Son primates de la familia  de los Póngidos con un tamaño medio, y se reconocen muy facilmente por tener una cara carente de bello y unas facciones y expresiones muy parecidas al del ser humano. Sus manos y pies no tienen bellos, estando el resto del cuerpo recubierto por una espeso pelaje oscuro.
  Suelen tener una estatura aproximada de entre 70 y 93 cm hasta el final del tronco y estando en pie llegan a medir 170 cm , tienen unas extremidades anteriores muy largas y con pulgares, los cuales le permiten manipular muchos objetos con relativa facilidad. Sus pies son parecidos a sus manos, salvo que los dedos ( menos los pulgares que son oponibles ) son mucho mas cortos y sus piernas presentan una curvatura hacia dentro y son más pequeños que sus brazos.

Sus extremidades denotan que son arborícolas.

   UN ANIMAL SORPRENDENTE :

 Estos primates poseen particularidades adquiridas gracias al aprendizaje y conocimientos que los padres se han encargado de transmitir a sus hijos. Suelen congregarse en grupos de entre 4 y 40 individuos, donde la jerarquía es presente en un macho dominante. Este posee un carácter muy violento, aunque raramente hace daño físico al resto de sus congéneres, tratando solo de amedrentarlos para demostrar su posición en el grupo.
 Otro de los papeles importantes dentro del grupo es el desparasitamiento. Cuando uno de ellos pasa mucho tiempo rebuscando parásitos, este lo que hace es demostrarle sumisión a su compañero, aunque las madres son en jerarquía superior a los jóvenes, las cuales pasan largo tiempo limpiándolos, no demuestran por ello que estén en estado sumiso hacia ellos.

Existe roles y privilegios dentro de la extensa familia

  Tiene varias formas de comunicarse, una de ellas es la de gritar, para avisar a sus compañeros de la presencia de depredadores, y la otra es la expresión facial y corporal, demostrando así su estado de ánimo en la cara, pudiendo hacer rostro sonriente, mostrarse serio o enfadado como si fuese un humano. Con el cuerpo hacen ciertos movimientos que sirven para comunicarse.

El chimpancé utiliza gestos faciales muy  parecidos al del humano.

  Son animales nómadas, ya que no tienen un territorio específico, moviendose constantemente en busca de alimentos, los cuales se componen principalmente de brotes, hojas, frutas, insectos e incluso capturan en grupo a otras especies de monos que les sirven de aporte proteínico.
  Una de las peculiaridades de estos primates es la del uso de herramientas para la obtención de alimentos, por ejemplo usan piedras para partir los frutos secos, o incluso utilizar ramas delgadas para introducirlas dentro de los huecos y sacar los insectos que se encuentren en el. Este tipo de actitud del uso de herramientas son enseñados por los adultos a la descendencia, que pronto hacen buena práctica de ello.

El uso de herramientas demuestra el grado de inteligencia que poseen.

    CICLO REPRODUCTIVO :

 Cuando una hembra se encuentra en celo, se le hincha espectacularmente la región ano-genital, de manera que el resto de compañeros perciben su estado receptivo. Durante casi dos semanas la hembra se encuentra en ese estado, donde sin formar ningún tipo de pareja ni tampoco rituales previos, copulando con varios machos durante ese periodo.
  Una vez acabado el periodo de copulación, la gestación dura alrededor de 8 meses, naciendo una cría que suele pesan entre 1 y 2 kilos. Las crías cuando nacen son cuidadas exclusivamente por su madre, aunque en ocasiones las compañeras también colaboran con ella, quedándose a cargo de los retoños mientras estas realizan otras tareas. Estos retoños suelen estar lactando entre dos y tres años, aunque suelen empezar a comer alimentos sólidos sobre esta edad. Suelen acompañar a su madre hasta varios años más tarde, incluso después de que su madre haya engendrado otra cría. En el parto y la lactancia de las crías suelen ser apoyadas por las hembras más experimentadas, pues necesitan de aprendizaje las madres primerizas, porque por si solas no podría realizar la tarea, dejando abandonado al retoño.

Las madres expertas ayudan a las primerizas con sus hijos.

    HÁBITAT Y LONGEVIDAD :

 Los chimpancés en estado salvaje son capaces de vivir entre 30 y 40 años, aunque se han dado casos en estado de cautiverio que pueden llegar a sobrepasar los 50 años.
 En realidad lo que hay que centrarse es en su estado salvaje, pues aunque teniendo una longevidad bastante larga, su hábitat está siendo alterada, tanto por la caza furtiva como con la deforestación.

 La caza furtiva es una de las causas por la que estos primates se encuentren desprotegidos, los motivos de la caza furtiva no es solo para la obtención de carne, consumida en ciertas regiones africanas, sino para el tráfico ilegal de estos primates y exportado a muchos países para el disfrute privado, mermando no solo su estado natural de vida, sino incluso vivir en estado deprobable hasta su muerte.

El futuro de los chimpancés cazados furtivamente es incierto.

 La deforestación y la cada vez más expansiva civilización también es causa de que los primates se vean obligados a permanecer en territorios cada vez más escasos y con menor alimento que posiblemente consiguieran en sitios ya deforestados, por lo que la población de estos primates ( y otros animales también ), se vean reduciendo considerablemente.

La deforestación provoca que el hábitat natural del chimpancé desaparezca.

    ERRORES SOBRE EL CHIMPANCÉ :

  El ser humano posee 34.000 genes, cosa que todavía en el chimpancé no se ha determinado con precisión, por lo tanto es imposible afirmar que compartimos el 99 % de los genes con estos primates. La creencia de que compartimos esa cifra fué porque en su momento compararon 97 genes de enzimas representativas para las funciones biológicas del humano, y dicho genes eran iguales a los de este pariente. Si compartiéramos el 99 % de dicha totalidad de genes estaríamos hablando de un ser prácticamente igual al humano e incluso estaría coexistiendo con nosotros como una raza humanoide, y ya vemos que no es cierto.

No es cierto que compartimos el 99 % de los genes totales.

  El humano desciende, al igual que el chimpancé, de un ancestro biológico común de la misma rama evolutiva. Sí es cierto que somos parientes, pero a diferencia de estos y otros primates frente a nosotros es que se han recorrido trayectos evolutivos diferentes, pero eso no significa en ningún caso que el ser humano haya evolucionado más que estos, solamente ha sido una evolución diferente.

Partimos de un ancestro común, pero evolucionamos en una rama diferente.


  Los chimpancés suelen utilizarse como animales de compañía, sobre todo por tener una expresión y comportamiento que nos recuerda a niños. Dicha situación se da por simple imitación al ser humano al estar en contacto con nosotros. En su verdadero estado natural salvaje, dicho comportamiento, es el propio de su especie.

Solo nos imitan y tratamos que lo hagan, en la naturaleza no se comportan así.