Etiquetas

jueves, 24 de noviembre de 2011

Una psicotrópica pesadilla

 Se entiende como sustancia psicotrópica toda aquella materia activa, tanto natural como artificial, que ocasiona con su consumo cambios temporales en la percepción, estado de conciencia, ánimo y comportamiento.
 Desde antaño, diferentes culturas han utilizado muchas sustancias psicotrópicas alterando de forma deliberada los estados de ánimos o mentales para usos mágicos o religiosos, consiguiendo un estado alucinógeno y con ello diferentes visiones. Visiones que siempre estaban reservadas para ciertos individuos " dotados " de supuestas capacidades, que por aquel entonces en dichas culturas eran muy respetadas.
 Se tienen pruebas de que en la Europa de la edad de piedra ya se cultivaban las adormideras y en la antigua China el cultivo del cáñamo, estamos hablando del año 4.000 a. de C.

En las antiguas culturas usaban drogas los hechiceros o brujos de las tribus para potenciar sus visiones.



 En la actualidad se siguen usando estas sustancias, pero con fines totalmente diferentes. Los consumidores de dichas sustancias solo intentan esquivar la realidad que les envuelve o lo usan como un peligroso método de diversión, y todas estas personas no son conscientes de sus destructivas consecuencias.
 Existen varios tipos de categorías de sustancias psicotrópicas, encuadradas según sean sus principios activos y efectos en el cuerpo humano :

ESTIMULANTES :

Los estimulantes son drogas que aumentan los niveles de actividades motrices y cognitivas, y que ponen al consumidor en un estado de vigilia, alerta y atención.
 En el mercado existen muchos tipos de estimulantes lícitos, como pueden ser el café, el cacao, el té, la nicotina, etc, pero existen otros tipos de sustancias que por sus rápidos y devastadores efectos sobre el organismo se encuentran prohibidos en cuanto a su distribución, venta y consumo. Los estimulantes de los que se hacen referencia son :

*  La cocaína, que es un alcaloide que se obtiene de la planta de coca.

*  Las anfetaminas, que es un agente adrenérgico sintético.

*  El metilfenidato o MFD, que es un fármaco psicoestimulante.

*  La catinona, derivada de la planta del khat.

 Todos estos tipos de sustancias, actúan aumentando los niveles extracelulares de dopamina en la corteza prefrontal del cerebro, provocando con ello la concentración o bloqueo de los receptores de adenosina que se encargan de los procesos de neuromodelación inhibitoria.
 Todas estas sustancias estimulantes son muy adictivas, provocando una dependencia psicológica o psíquica muy elevada, ya que causa un estado de euforia y exaltación peligrosamente muy placentera.

La cocaína es una de las drogas más adictivas que existen y es muy difícil de tratar en su desintoxicación.

DEPRESORES :

 Los depresores son unas sustancias químicas cuya función es la de ralentizar la mayoría de la actividad del sistema nervioso.
 Se usa mucho en medicina con fines terapéuticos, produciendo su ingesta un cuadro de somnolencia, disminución de la ansiedad, relajación muscular, etc. De forma lícita nos podemos encontrar las bebidas alcohólicas y los ya conocidos efectos por intoxicación etílica o consumo excesivo ( véase http://grajapalmera-planetalibre.blogspot.com/2011/10/un-cereal-muy-espumoso.html ), pero de forma ilícita ( incluido ciertos fármacos ) nos podemos encontrar con :

* Los barbitúricos, que son drogas sedantes que actúan sobre el sistema nervioso central.

* La metacualona, que es un medicamento sedante-hipnótico con efectos muy parecidos a los barbitúricos.

*  El flunitrazepam, que es un medicamento hipnótico.

*  El opio, que es una droga analgésica narcótica extraída de la adormidera.

*  La codeína o DCI, que es una sustancia alcaloide natural que posee el opio.

*  La morfina, que es un analgésico muy potente cuya sustancia se extrae del opio.

*  La heroína, que es una droga semi-sintética derivada de la morfina.

*  El fentanil, que es un analgésico y anestésico 81 veces más potente que la morfina.


 El consumo abusivo de estas sustancias provocan euforia, aturdimiento, disminución de los movimientos y de los reflejos. Las sustancias depresoras poseen el mismo grado adictivo que los estimulantes, sobre todo en el caso de la heroína, que a partir de la tercera dosis se crea adicción. Los efectos de estas drogas en los organismos de los toxicómanos son tanto psicológicas como físicas.

A la tercera dosis de heroína se crea esta destructiva adicción.

ANTIPSICÓTICOS :

 En la medicina, estas sustancias se usan el el campo de la psiquiatría y lo usan porque es capaz de producir cierta somnolencia y disminuye las reacciones ante estímulos ambientales sin causar con ellos la pérdida total de la conciencia. Como en el caso de los depresores, también se consumen de forma abusiva y se consiguen de forma ilícita para que los consumidores consigan unos efectos más acusados de lo que en principio fueron creados.
 El exceso o sobredosis de este tipo de fármacos ( que no tienen control médico ) son fatales, ya que pueden ocasionar catalepsia debido a la reducción del oxígeno en el tejido cerebral, alteración de la presión arterial, coma o la muerte.
 Los fármacos que podemos encontrar son :

* La clorpromazina, que es un medicamento neuroléptico usado en psiquiatría.

* La quetiapina, que es un medicamento antipsicótico atípico que tiene un fin parecido al anterior.

* La olanzapina, al igual que la quetiapina es otro antipsicótico atípico.

 También se puede encontrar otros fármacos con efectos menos poderosos pero no por eso menos peligrosos como pueden ser ; brupropión, dietilpropión, paroxetina, fluoxetina, sertralina, lorazepam, diazepam o el alparazolam.
 Son menos adictivos que los anteriores mencionados, pero su abuso descontrolado pueden llegar a tener las graves consecuencias anteriormente mencionados.
En el mercado existen muchos medicamentos adictivos.



ALUCINÓGENOS :

 Se le llaman sustancias alucinógenas a ciertos tipos de drogas, que en dosis pequeñas producen alteraciones profundas en la percepción de la realidad del consumidor. Casi nunca producen confusión mental, perdida de la memoria o desorientación. Este tipo de sustancias provocan la interrupción de la interacción de las células nerviosas y el neurotransmisor serotonina.
 En la naturaleza nos podemos encontrar con alucinógenos como pueden ser ; el cannabis o marihuana y los hongos psilocibios. Pero existen otras muchas sustancias alucinógenas de origen sintético como pueden ser :

* La MDMA o éxtasis, que es una sustancia psicoactiva con propiedades empatógenas y estimulantes.

* La mescalina, que es una sustancia alcaloide con propiedades alucinógenas extraida del peyote.

* La 2-CB o Nexus, que es una feniletilamina diseñada a partir de la mescalina.

* La DOM o  la DOB, que es otra feniletilamina diseñada a partir de la mescalina y la anfetamina.

* La LSD-25 o ácido, que es una droga psicodélica semi-sintética obtenida de la ergolina y las triptaminas.

* La PCP o polvo de ángel, que es una droga disociativa con efectos alucinógenos y neurotóxicos.
 
* La ketamina, que es una droga alucinógena disociativa derivada de la fenciclidina o PCP.

* El DXM o dextrometorfano, que es un medicamento para la tos que produce un efecto parecido al PCP.

 Todas estas sustancias alucinógenas, son menos adictivas que las sustancias estimulantes o depresoras pero de igual manera producen peligrosos cuadros de taquicardias, hipertensiones, estados catatónicos, paranoias, hiperreflexias, necrosis hepáticas o musculares, convulsiones, coma y hasta la muerte. El agravante principal de todas estas sustancias alucinógenas es que son las más consumidas por la juventud.

Las drogas alucinógenas son las más consumidas por los jóvenes.

UN GRAVE PROBLEMA :

 La adicción a sustancias psicotrópicas o estupefacientes es una práctica cada vez más frecuente. Los  problemas psicológicos o sociales afectan a muchas personas, que lejos de buscar el mejor remedio, buscan en las drogas una fatídica solución para poder " escapar " de su dura y cruda realidad sin tener en cuenta las nefastas consecuencias. Por su consumo se convierte en una patología muy preocupante, no solo a nivel personal sino que se convierte también en un problema social.
 El estar consumiendo sustancias estupefacientes provoca en el individuo un fuerte deseo de consumirla, dificultad para controlar el consumo, síndrome de abstinencia, tolerancia (usando cada vez más cantidad para obtener los mismos efectos ), abandono progresivo personal e indiferencia a los efectos perjudiciales que provocan el continuo consumo.
 En el ámbito social nos encontramos con otro problema, ya que la mayoría de los drogadictos llegan a crear un efecto negativo en el entorno familiar e incluso perder sus puestos de trabajo ( si es que los tenían con anterioridad ). Estos agravantes condicionan al toxicómano a no tener poder adquisitivo para comprar la dosis que necesitan y con ello poner en práctica cualquier acción para poder conseguirla.

Para poder conseguir las drogas, los drogadictos llegan a hacer cualquier cosa.

 Existe otra práctica ( en cuanto al consumo de drogas se refiere ) que no tiene nada que ver con la aspereza de la vida de un toxicómano, nos referimos al uso de estupefacientes en los momentos de ocio como una alternativa de " diversión " , sobre todo en ambientes juveniles.
 La cada vez más extendida costumbre de entre los jóvenes a consumir drogas ( la mayoría se encuentran en la categoría de los alucinógenos ) está poniendo a la sociedad en una situación alarmante y a las autoridades competentes en un grave aprieto. Las drogas de diseño posee unos activos muy potente y poco predecibles sobre todo cuando, por desconocimiento, se mezclan con alcohol u otras drogas. Se ha convertido los lugares de diversión en cómodas zonas para conseguir cualquier sustancia estupefaciente a precios cada vez más asequibles, por lo que estos acontecimientos y la ignorancia de los que la consumen se ha convertido en una auténtica catástrofe social.

El hábito de consumir drogas en lugares de ocio es cada vez más frecuente.

 El autor de este blog Grajapalmera pretende, con este capítulo, sensivilizar y concienciar a todos/as de la fatalidad del consumo de las drogas.

 ¡ No caigas en la trampa !

 ¡ Di no a las drogas !

No te compliques, no las consumas.