Etiquetas

jueves, 9 de febrero de 2012

Impacto a Gea

 Es sabido que nuestro planeta ha sufrido desde hace millones de años impactos de diferentes calibres en la fase de formación planetaria. La mayoría de esos impactos fueron los culpables de que condicionara nuestro planeta, y con ese acondicionamiento pudo haber sido la chispa de lo que hoy en día conocemos como vida.
 En las primeras fases de acrección del Sistema Solar hubo mucha materia que no llegó a ningún tipo de formación concreta y fueron expelidos hacia el exterior por las fuerzas gravitatorias.
 En 1950 el astrónomo holandés Jan Oort, basado en estudios orbitales y análisis estadísticos de las trayectorias de los cometas, formuló una hipótesis ( hoy confirmada ) según la cual, los núcleos de los cometas de largo período proceden de una nube esférica que rodea el Sistema Solar más allá de la órbita de Plutón, desde unas 30.000 U.A. hasta unos 3 años luz aproximadamente.

 Algunos de los objetos de la nube de Oort, a causa de la iteración con alguna estrella próxima, serían impulsados de vez en cuando en dirección al Sol, hacia el cual se desplazarían en un viaje de cientos de miles de años hasta que se comenzase a alterar su órbita por el efecto de la gravedad de los dos gigantes gaseosos, que son Júpiter y Saturno, de manera que algunos se transforman en cometas de largo período, aunque otros después de su paso por el Sistema Solar cercano pueden perderse para siempre en el espacio exterior.

 Al referirse a una estrella cercana puede darse por el hipotético caso de Némesis, véase en la entrada :

 http://grajapalmera-planetalibre.blogspot.com/2011/06/nemesis-el-segundo-sol.html

La nube de Oort puede tener una circunsferencia de hasta 3 años luz.

 En este blog se hablará de esos cometas de largo periodo y de las causas que puedan alterar sus rumbos, poniéndonos con ellos en un serio problema.

 Habría que preguntarse cuantos cometas podrían existir en la nube de Oort, y esta cantidad estaría condicionada por la  frecuencia con la que los cometas de la nube escapan al espacio interplanetario. Conforme a la cifra que han sido observadas de cometas de largo período, los astrónomos ahora calculan que contiene seis billones de cometas aproximadamente, considerándose con ello como los cuerpo más abundantes del Sistema Solar.
 Sólo una sexta parte pertenece a la nube externa y dinámica que describió Jan Oort, el resto están en el núcleo, que es más denso. Si se aplica la mejor estimación realizada hasta el momento de la masa media de un cometa ( se estima de unos  40.000 millones de toneladas métricas ), resulta que la masa total de los cometas de la nube de Oort es de unas 40 veces la de la Tierra.

El cometa Tempel-1 posee el tamaño de 14 x 4 kilómetros.

 Esta estimación es relativamente asombrosa, habiendo tan pocos datos de la trayectoria de muchos de los cometas de más largo período orbitacional y teniendo en cuenta que también nuestro Sistema Solar está a punto de atravesar lo que se denomina el plano galáctico.
 Hace años que la comunidad científica concluyó que, al menos, dos de las extinciones masivas de las formas de vida terrestre han tenido lugar durante un periodo de travesía del sistema solar a través de dicho plano galáctico. El modelo de los investigadores de Cardiff respalda con nuevas evidencias esta teoría.
  Según los astrónomos, el último encuentro del sistema solar con uno de los brazos luminosos de la Vía Láctea ( brazos que contienen formaciones estelares ) ocurrió hace 65 millones de años. Este encuentro dio como resultado la extinción de casi todos los dinosaurios y de casi el 60% de la vida vegetal de nuestro planeta.
Véase la entrada sobre la " Segunda extinción masiva ":

http://grajapalmera-planetalibre.blogspot.com/2011/01/segunda-extincion-masiva.html

 El modelo matemático ha deducido, tanto de los registros de los cráteres por impacto y por la posición del Sol con respecto al plano galáctico, que en la actualidad atravesamos un periodo similar al acontecido en la época de extinción.
 Es cierto de que por la red circula un sinfín de mitos y leyendas sobre la destrucción de mundo en diciembre del 2012 ( leyenda Maya ), pero lo que si es cierto es que recuerdo que hace poco la NASA ha desvelado que nuestro Sistema Solar está atravesando curiosamente una nube interestelar que no debería de existir.
  Según algunos científicos, ésta sería una prueba de que nos estamos acercando al plano galáctico.
 Para poder entenderlo mejor, en la astronomía se denomina al plano galáctico, al plano donde se encuentran la mayor parte de las estrellas de cualquier galaxia con forma aplanada, como pueden ser las galaxias espirales, siendo un claro ejemplo como nuestra galaxia, La Vía Láctea. Este plano pasa por el denominado centro de masas de la galaxia.
Las direcciones perpendiculares al plano galáctico apuntan a los denominados polos, norte galáctico ( mirando a la constelación de Cabellera de Berenice ) y sur galáctico ( mirando a la constelación Sculptor ).
 Esta situaciones geoespaciales no es más que un valor matemático, una figura como los meridianos y paralelos en nuestro planeta o las fronteras nacionales y que se usa para la orientación de la posición del Sistema Solar en nuestra galaxia.

Posiblemente estemos atravesando el llamado " plano galáctico ".

 Pero, ¿ por que se habla del famoso plano galáctico ?, ¡ me explico ! :
 Todas las galaxias requieren una fuente inmensa de energía densa para estabilizar la órbita de las estrellas que la compone. El motor creador de la dirección de rotación y forma de cada galaxia consiste en un  agujero negro de los denominados super-masivo que se localizan en el centro de las galaxias. La velocidad de la órbita de las estrellas más cercanas al agujero negro de nuestra Vía Láctea excede los 1.000 kilómetros por segundo, calculando con ello que puede tener una masa estimada de 2,6 millones la del Sol y con un diámetro de su horizonte similar a la distancia que nos separa La Tierra del Sol.
A esta gran velocidad, los agujeros negros proyectan un campo gravitacional que ya no es esférico, sino que se aplana para formar un disco giratorio masivo muy fino. El plano galáctico de nuestra galaxia puede ser fácilmente identificado ya que se puede ver su forma y característica en las imágenes que nos han proporcionado el telescopio Hubble y que los ordenadores han simulado.
 Toda la materia se mueve y es formada alrededor de esta influencia gravitacional plana, por lo que esto también explica por que todas las galaxias son circulares y planas. Si observamos nuestra galaxia, se puede apreciar una banda obscura que nos indica donde se encuentra este plano gravitacional, donde el polvo galáctico y la masa se han ido acumulando desde la creación de nuestra galaxia.
 Nuestro Sistema Solar tiende a moverse de norte a Sur y viceversa con respecto al plano galáctico, que está determinada por el tirón gravitacional entre los cuerpos celestes que forman nuestro conjunto galáctico ( la oscilación a la que viajamos en nuestra galaxia es de unos 7 kilómetros por segundo ) y es precisamente ahora cuando vamos a atravesar dicho campo gravitacional proyectada por el susodicho agujero negro super-masivo, o lo que es lo mismo, vamos a atravesar el plano galáctico.

La línea roja representa el paso del Sistema Solar por el plano galáctico que está en el centro de la imagen.

 No quiero ser alarmista al hacer un comentario sobre el tema, pero coinciden muchas cosas que no está tan lejos de esas hipótesis y comentarios comerciales, pero parece que existen muchos puntos a favor de una complicación a nivel del Sistema Solar, y dentro de él, nuestro planeta.
  La posible presencia de una compañera solar ( es muy común en el universo los sistemas solares binarios ), el paso de nuestro Sistema Solar por el plano galáctico ( según la NASA ) y la infinidad de meteoritos y cometas acechando en la nube de Oort expuestas a cualquier perturbación gravitacional, aparenta todo esto ser un coctel ( más que apocalíptico ) de dudas e incertidumbres, de lo que le puede esperar a la humanidad de la probable alteración anteriormente mencionada sobre estos astros celestes que orbitan alrededor de nuestro Sol.
 Gea, nuestra tierra, ¿ está amenazada de un impacto a niveles de extinción ?
 ¡ Todo queda en la duda !..., solo tenemos que esperar los futuros acontecimientos, deseando que éstos no sean determinantes para la continuación de nuestra vida tal cual la conocemos...


Nuestro Sol puede tener una compañera de viaje llamada Némesis.